Seleccionar página

La capital de Inglaterra situada a orillas del río Támesis, fue fundada por el imperio romano, al rededor del año 43 con le nombre de Londinium, la cual tiene cuatro lugares dignos de su visita los cuales son patrimonio de la humanidad: El asentamiento de Greenwich, la torre de Londres, el real jardín botánico de Kew, la abadía de Westminster junto con el palacio de Westminster y la iglesia de Santa Margarita.

Un país maravilloso y sobrecogedor, con un aroma de humedad y chimeneas, que te trasportan a las mentes de los grandes artistas acogidos por su clima y su gran multiculturalidad, poblada por una gran diversidad de etnias, que la dan una situación privilegiada en el mundo.

Esta ciudad a sido la cuna de muchos músicos, pintores, escritores y demás artistas, que han encontrado la inspiración en este bello lugar.

Como no visitarla, te cautivara con el verde de sus prados, el gris de sus calles, el azul oscuro de su cielo cerrado, un lugar que se debe recordar.

 

Fotográfia  por TJ Morris.